Uk Experience

Sunday, January 06, 2008

One year in London


¿Cuándo empieza uno a plantearse seriamente que quiere cambiar el rumbo de su vida? ... Todos soñamos, algunos incluso despiertos, pero siempre dejamos volar la imaginación para alterar el curso de la realidad, sobretodo si esa no te gusta, no te satisface.


No es fácil detenerse, mirar hacia atrás y discrepar en lo que ves.

Hacen falta muchas ganas y un gran cojín emocional para hacer las maletas y marchar.

Ese fué mi reto y esta es mi historia.


Cuando llegué a Londres estaba ilusionada y muy muy emocionada! Me zambullía por las calles y me dejaba sorprender por todo y por todos. Era todo tan distinto!!

Por unas semanas no eché en falta mi rutina frenética de Barcelona, pero pronto llegarían la incertidumbre y los puntos sobre las "i".


Me llevaron 2 meses encontrar un trabajo, al tiempo que cambié de casa, de compañeros de piso y de ritmo de vida. Hasta entonces alternaba mis horas en la biblioteca con un trabajo temporal en el parque de St James, en pleno Buckinham Palace.

La palabra Nando's formaba parte de mis primeros días en Londres en busca de piso. Un pollo con patatas que sabía de órdago ( a lo soriano!!, rico rico, a lo Arguiñano).

Allí descubrí lo más natural que es la vida, trabajar para sobrevivir. Mis compañeros y yo alternabamos las horas de trabajo con algunas risas, cuatro rabietas, roces, enganchadas, ... es lo que tiene formar parte de un mixto grupo de trabajadores de distintas partes del mundo.

A las primeras semanas me gané el nickname de "guerrera", siempre dando la cara por todos, quejandome de esto y de aquello, y haciendo pasar buenos ratos con historias a los más tímidos del grupo.

Recuerdo con una gran sonrisa las carreras que nos pegábamos para llegar a pillar el último bus que nos llevara a casa, yo contra el frío y el aire y la lluvia y mis bolsas, dándolo todo por no tener que coger la terrorífica ruta con el bus nocturno.... mil y una!!!!

Luego llegan las anécdotas con los clientes, y yo con mi inglés de "pacotilla", eso sí, siempre con una sonrisa en mi cara, eso que no falte!!

Desde una pareja super-estraña pregúntandome por mis gafas hasta los clientes que me buscaban por toda la shopfloor para darme la merecida tip, y es que no hay nada como dar un excelente costumer service.....


Entre todo ello las clases gratuitas de inglés que me consiguió mi amiga Rosa, los baby sitter a Silvia, mi más primerizo contacto con los niños en educación infantil (un capítulo entero se merece Silvia), las visitas a Mrs Library quien me daba unos conocidos consejos en el departamento de Atención al Ususario que aliviaban bastante mi impotencia laboral, las cenas con Aki (mi amiga japonesa), algunas fiestas (no demasiadas) y los típicos episodios de bajón, de medio aliento, de sentir que pierdes a los tuyos, que todo cambia ....


Y un buen día, la llamada de una amiga te trae la llave del cambio.

Mari trabajaba en Tabio antes de marcharse a Barcelona para las opos de TVE. Me dijo que buscaban personal y ahí me lancé. Llevaba varios días de entrevistas, y eso me dió fuerza para mostrar mi mejor sonrisa y lo mejor de mí.

El trabajo fué mío!!


En Tabio he conocido la otra cara de las rebajas, de los stock take, del merchandasing, ... todo eso que uno estudia en la carrera pero que nunca ve. He tenido la oportunidad de conocer a gente muy especial, con un algo que es dificil de olvidar, y con una particularidad que te envuelve.

Ni mucho menos me planteé nada de nada en cuestión de promocionarme en la empresa, así que cuando la jefa me lo propuso, me quedé tan sorprendida como emocionada!

Fue algo descolocante!

Y ahí estoy, en la nueva tienda que Tabio abrió en London, en High Street Kensington, con las mil y una que contar, como todos, trabajando e intentando aprender y superarnos cada día, y sobretodo disfrutando de lo que hago, sinó ¿qué sentido tiene todo esto???


En pocas palabras, el tiempo ahora me pasó rápido rápido, y los momentos duros he sentido cierto desapego de los míos, aunque los que valen siempre han estado y estarán ahí.

Un saludo muy fuerte y gracias por seguirme tan de cerca!





2 Comments:

Blogger Matilde said...

Es una despedida? me ha gustado mucho todo lo que has escrito...
Si te sientas en el camino, ponte de frente a lo que aún has de andar y de espaldas a lo que hayas andado. Proverbio chino.Mols de besitos.
Mati.

3:58 AM  
Blogger TeRe said...

Oohhh!!
Moltes gràcies x deixar constancia k continues seguint-me d'aprop, tal com ho has fet des del 1º dia.
Gràcies x teu suport!
Peto

5:47 AM  

Post a Comment

<< Home